viernes, 15 de junio de 2018

Familia de pato vapor

En mi último viaje a la Reserva Natural Punta Tombo, donde finaliza el recorrido para visitante en una pasarela de madera tuve la suerte de ver por primera vez al quetro cabeza blanca (Tachyeres leucocephalus) también conocido como pato vapor de  cabeza blanca. Era una pareja con 6 pichones, nadando entre las rocas que sobresalían a pocos metros de la costa, amenazados por petreles gigantes comunes que intentaban atrapar a los pequeños en vuelos rasantes. Ante estos los padres los llevaron a la orilla y descansaron. Minutos antes vi como dos petreles devoraban un pingüino en las aguas del mar unos 50 metros más atrás, vistos también desde la pasarela; ese incidente lo mostraré en una próxima entrada.
Para mi fue una gran alegría ver esta especie de rango reducido, siendo que no es muy abundante y además fue un registro no solo con las crías sino que también fue mi primer registro de la especie, fue un "lifer" como le dicen ahora.








sábado, 9 de junio de 2018

Hierba de San Juan (Hypericum perforatum)

HYPERICACEAE
Hierba perenne con tallos de entre 30 y 60 cm de altura, nativa de Europa, asilvestrada crece en la zona del bosque andino y zonas aledañas, en suelos modificados, claros de bosques y bordes de caminos.
Hojas simples, opuestas, sésiles, de forma oblongo-lanceolada, con bordes enteros, miden 1,5 cm de largo, lámina cubierta por puntos translúcidos, que son en realidades bolsitas con aceites esenciales.
Flores en cimas terminales numerosas., cada una mide 2 cm de diámetro. Cáliz con 5 sépalos soldados, 5 pétalos numerosos; estambres numerosos reunidos en 3 grupos, 1 estilo trífido. Florece a mediados de la primavera.
Se utiliza con fines medicinales para acelerar la cicatrización de las heridas, también se utiliza para tratar la depresión leve a moderada y la ansiedad. De be utilizarse con cuidados y bajo prescripción por poseer hipericina una sustancia fototóxica.



miércoles, 6 de junio de 2018

Matraca en el Meliquina

Un ave que me fascina y siempre disfruto de observar es el martín pescador grande (Megaceryle torquata), conocido también como matraca debido a su vocalización que semeja algo al sonido de ese instrumento.
El ejemplar de las fotos era una hembra adulta que posaba sobre un puente de fierro sobre el río Meliquina en la ruta provincial 63 en Neuquén, que utilizaba como mirador para observar a sus presas que son peces, que captura lanzándose en picada sobre el agua, mientras estos nadan cerca de la superficie.
La pude fotografiar tanto de ida como al regreso, pudiéndome acercar bastante aunque el posadero era feo y no me permitía tomarla de cuerpo entero. Allí observé como pescaba en las aguas claras, compitiendo con unos pescadores humanos a varias decenas de metros aguas arriba.






Río Meliquina

Puente

lunes, 4 de junio de 2018

Rosa mosqueta (Rosa eglanteria)

ROSACEAE
Es una planta nativa de Europa, difundida en cultivo por todo el mundo como planta ornamental; en la Patagonia crece asilvestrada,  en la zona del bosque andino y aledaños. Se lo encuentra a orillas de caminos creciendo muchas veces cerca de alambrados o entre los bosques.
Es un arbusto caducifolio que alcanza hasta los 2 metros de altura, con tallos  y ramas curvos, delgados y flexibles, cubiertos por gran cantidad de espinas
Las hojas son caducas, alternas, compuestas por entre 5 a 9 foliolos, de bordes aserrados y lustrosas.
Las flores tienen 5  pétalos rosados de fragancia almizclada, en panojas espesas y terminales.Los estambres son numerosos y de color amarillo.
Los frutos son cinorrodones y son coloquialmente conocidos como escaramujos, que son de color rojo a anaranjado, con restos espinosos en su extremo, miden entre  1 y 3 cm de largo.
La planta a pesar que en algunos lados se considera una maleza se puede aprovechar para hacer dulces y mermeladas con sus frutos, realizar infusiones conocidas como té de rosa mosqueta y elaborar aceites que son utilizados en la cosmética.

Sinónimos: Rosa rubiginosa, Rosa almeriensis, Rosa uliginosa, Rosa braunii.

Otros nombres:
Catalán: Englantina roja
Italiano: Rosa mosqueta
Francés: Rosier rubigineux
Inglés: Eglantine rose, Sweet briar
Holandés: Egelantier
Alemán: Wein-Rose, Zaun-rose, Apfel-rose
Danés: Æble-Rose
Sueco: Äppelros
Polaco: Róża rdzawa
Ruso: Шиповник красно-бурый
Finlandés: Omenaruusu

Frutos




viernes, 1 de junio de 2018

Cauquenes reales en el Lácar

Unas imágenes de un casal de cauquén real (Chloephaga poliocephala) que andaba por la costanera del lago Lácar cerca de la bajada de embarcaciones de San Martín de los Andes, un frío, oscuro y ventoso día de comienzos de abril.




lunes, 28 de mayo de 2018

Argentina (Potentilla anserina)

ROSACEAE
Hierba perenne, estolonífera, con estolones de hasta 1 metro de longitud. Es originaria del Hemisferio Norte, crece adventicia desde Mendoza hasta Tierra del Fuego y zona contiguas de Chile, en suelos húmedos, prados herbáceos y bordes de caminos y senderos.
Tallos con internodios cortos.
Hojas con 3 a 10 pares de folíolos que miden entre 7 y 25 mm, eípticos, pinnatifídos o pinnatisectos, con 4-8 segmentos, cara adaxial pilosa, la abaxial es serícea. Pecíolo de 10 a 40 mm, estípulas de  4 a 9 mm, pedúnculo de 10 a 20 mm.
Hipanto pubscente  o plioso. Calículo con bractéolas oblongas, agudas, enteras  o pinnatisectas de 5 a 9 mm. Sépalos de 3 a 6 mm. Pétalos de 7 a 9 mm, de color amarillo, orbiculares o anchamente elípticos, unguiculados, márgenes suavemente ondeados. Estambres en 2 series, anteras elipsoides y emarginadas. Estilo con estigma globoso.
El fruto es un aquenio anchamente elipsoide, de coloración rojiza.
En medicina tradicional se utiliza como astringente y antidiarreica, especialmente n diarreas con espasmos dolorosos.

Sinónimos: Argentina anserina, Dasiphora anserina, Fragaria argentina, Potentilla argentina, Tormentilla anserina

Otros nombres
Castellano: Potentilla, plateada, buen varón
Catalán: Potentola
Francés:  Potentille ansérine
Inglés: Silverweed
Holandés: Zilverschoon
Alemán: Gänsefingerkraut






viernes, 18 de mayo de 2018

Guanaco amigable

El 9 de diciembre de  2016 temprano por la mañana me di lo que por el momento fue la última recorrida por las afueras de Puerto Madryn en busca de tomar fotos de aves y también plantas, paisajes y otras especies de la fauna. En el camino que va hasta Cerro Avanzado me topé con una hembra de guanaco (Lama guanicoe) y su cría juvenil.
Ya estaba finalizando la recorrida por el lugar, a punto de dirigirme hacia la Reserva Natural Punta Loma a unos centenares de metros de ese lugar, esperando que abriera sus puertas a los visitantes cuando de repente los guanacos que estaban a la distancia se aproximaron un poco; la hembra se quedó cautelosa a decenas de metros sin embargo el juvenil se vino hacia la calle, sin mucha desconfianza a beber agua de unos charcos que había en la calzada producto de unas lluvias recientes. La madre al ver ese comportamiento impudente de su hijo se puso nerviosa y se desplazaba de un lado hacia el otro, siempre a buena distancia, mientras este no se preocupaba en absoluto. Yo tenía mi teleobjetivo de 300 mm  y debía  alejarme en muchas ocasiones para tomar las fotos, asombrado le sacaba todas las que podía mientras el guanaquito deambulaba.
Luego de unos minutos en ese camino escasamente transitado a tempranas horas de la mañana, pasaba de vuelta un señor con unos cuantos años más que yo, entrenando en una bicicleta todo terreno,creo que era el único humano que pasaba en dos horas desde el amanecer que fue cuando llegué a la playa. El ciclista se detuvo y me contó que ese guanaco tenía la cinta en el cogote porque se la habían puesto "los indios" aunque no me dio más precisiones, luego me dijo que era manso y lo acarició incluso, al parecer ya lo había hecho antes y me instó a hacerlo. Noté que conmigo no tenía tanta confianza, y no me equivoqué porque cuando lo intenté tocar se incomodó y me escupió en la palma de la mano una saliva acuosa inodora, con algunos restos de plantas que estaba comiendo.
Después de ese encuentro el hombre se fue en su bicicleta, el guanaco agarró campo adentro y fue con su madre, yo por mi parte me fui contento hacia la reserva.

Juvenil de guanaco

Guanaca madre














Ciclista acariciando al guanaquito