martes, 16 de enero de 2018

Cadillo (Acaena magellanica)

ROSACEAE
Hierba perenne, rizomatosa con tallos tendidos o erectos, de follaje basal, mide hasta 30 cm de altura. Es nativa de la zona andina desde San Juan hasta tierra del Fuego y zonas contiguas de Chile; también presente en islas subantárticas como Crozet y Georgias. Crece en mallines, vegas, zonas inundadas por el deshielo y en la orilla de cuerpos y cursos de agua.
Hojas compuestas por 5 a 8 pares de foliolos imparipinnados, aovadas, borde marcadamente aserrado, glabras, enceradas al tacto.
Inflorescencia en forma de cabezuela globosa, espinosa, terminal, de color rojo, con múltiples flores. Flores apétalas de  4 a 6 sépalos, de color verde rojizo a púrpura. Florece entre noviembre y marzo.
El fruto es una cupela espinosa. La dispersión es zoocora.

Otros nombres:
Castellano: Abrojo del agua, amor seco









jueves, 11 de enero de 2018

Golondrina confiada

Las golondrinas suelen ser aves confiadas cuando nidifican en entornos urbanos, como es el caso de esta golondrina patagónica (Tachycineta leucopyga) que nidificaba debajo del techo de una casa vecina a la de mis amigos Maxi y Rocío que fuimos a visitar a Trevelin en diciembre de 2016.
El posadero no es el mejor, aunque suelen preferir más los alambrados y los cables antes que las ramas de las plantas. No parecía tener temor de mi presencia, creo que el moverme despacio ayudó mucho, pude lograr acercamientos que nunca antes pude hacer con esta especie.
Muestro las fotos que más me gustaron de las muchas que le saqué.








viernes, 5 de enero de 2018

Coirón llama (Pappostipa humilis)

POACEAE
Hierba perenne, densamente cespitosa, con rizomas o estolones breves, de 1 a 2 cm de largo, con vástagos de hasta 30 cm de alto. Cañas cilíndricas de  0,7 mm de diámetro, erguidas, simples, paucinoides, de nudos poco conspicuos. habita desde el sur de la Pampa y sur de Mendoza hasta la Patagonia austral en ambientes de estepa  y monte.
Vainas foliares estriadas, mayores que los entrenudos; las basales y superiores pajizas o marfilinas.
La inflorescencia es contraída, de entre 3 a 10 cm, con base cubierta por la vaina superior. Espiguillas angostamente fusiformes de 11 a 22 mm largo.
El fruto es una cariopsis fusiforme de ente 6 y 7 mm.
Florece y fructifica entre noviembre y abril.

Sinónimos: Stipa humilis, Jarava humilis



martes, 12 de diciembre de 2017

Cascadas del Nant y Fall

Las cascadas del Nant y Fall son saltos de agua situados cerca de la localidad de Trevelin, en el departamento Futaleufú de la provincia de Chubut. Su nombre fue dado por los colonos galeses  y en su lengua significa arroyo de los Saltos. Este curso de agua es el desagüe del lago Rosario y en su trayecto hacia el río Corintos y Futaleufú va formando varios saltos, denominados La Petisa, Las Mellizas y el salto La Larga o Grande.
Desde 1994 se creó una reserva para proteger el lugar, perteneciente a las Areas Naturales Protegidas de Chubut (ANP), contando con un guardaparque permanente. Está abierta todo el año; cuenta con senderos y miradores hacia la cascada, estacionamiento, proveeduría, baños públicos y área de recreación.
No solo se pueden apreciar los saltos sino una muestra del  bosque nativo, flora y fauna típica del ecotono bosque-estepa; hay imponentes vistas del valle  16 de octubre y del cerro Trono de las Nubes (Gorsedd y Cwmwl).
Las imágenes fueron tomadas a comienzos de diciembre de  2016.

Salto La Petisa



Sendero

Salto Las Mellizas



Mutisia rosa (Mutisia spinosa)



Salto La Larga




Trucha


Mutisia rosa (Mutisia spinosa)

Achillea sp



Viola reichei


SITUACIÓN GEOGRÁFICA




jueves, 30 de noviembre de 2017

Camuflados en la playa

Hace un año estuve de vacaciones en la Patagonia y uno de los lugares que visité, de los que más recorrí es Puerto Madryn y sus alrededores. Por las mañanas, a poco de salir el sol partía hacia un lugar llamado playa el Pozo en la zona de Cerro Avanzado, a unos 12 km de la ciudad.
Fui al menos 5 veces y nunca me crucé con personas a esa hora, toda esa inmensa vastedad era prácticamente para mi solo, solo se veía a lo lejos algún vehículo en una playa distante o algún ciclista pasar por el camino, aunque al amanecer nunca.
Entre las rocas de la playa que estaba conformada por cantos rodados y algunas algas que dejaba la marea había algunas aves playeras, todas muy difíciles de observar incluso estando al lado, la mayoría de las veces las veía solo cuando se espantaban de mi presencia, no obstante pude tomar fotos de algunas de ellas, con mucha precaución y una buena dosis de suerte.
Estas fotos corresponden a un ave migratoria, el playerito unicolor (Calidris bairdii), de los cuales había más de 50 o más estimo, dispersos en grupos de  entre 3 a 10 ejemplares. La mayoría como conté antes salía volando, trataba de ubicarme en la playa cerca del agua para tener buena luz pero se me complicaba con las aves, hasta que aproveché que algunas se quedaban echadas para pasar desapercibidas, me tiré cuerpo a tierra y así fui avanzando lentamente hasta que uno se quedó quieto, logrando así  fotos de cerca.
No fue la única especie que vi en la playa, luego compartiré otras que obtuve de la misma manera.

Apenas visibles entre las piedras







Sobre las algas

Sobre las algas secas



Vista de la playa El Pozo