lunes, 27 de febrero de 2017

Bandurrias pueblerinas

Un ave bastante frecuente en poblados patagónicos, al menos los que están cerca de la cordillera es la bandurria austral (Theristicus melanopis). Es común verlas relativamente confiadas de la gente en parques, grandes patios, plazas y bordes de rutas, siempre donde haya césped corto, más aún si este es regado.
En muchas ciudades y pueblos del sur los parques con gramilla son regados a menudo ya que llueve poco en la zona de la estepa y el césped se secaría, esto hace que acudan insectos o  los animales que viven en la tierra tengan la necesidad de salir para no ahogarse, situación aprovechada por teros, zorzales y bandurrias entre otras especies. Las bandurrias son especialistas al igual que los zorzales en capturar lombrices y larvas de insectos en estos suelos húmedos por el riego, aunque en su hábitat natural obtienen los mismos recursos en suelos anegadizos y durante o después de las lluvias,
Las fotos que muestro en esta entrada las obtuve el 1 de diciembre en la localidad chubutense de Trevelin, en uno de los canteros que bordean la ruta y separan a esta de las calles paralelas en la entrada de dicha localidad. Para aproximarme usé el coche y esperé a que se acercaran, en las últimas me bajé cautelosamente ya que a pesar de que toleran la actividad humana se alarman si uno anda caminando o hace movimientos bruscos. Otra cosa que puede perturbar es el paso de otra gente o los curiosos que al ver que uno les toma fotos a las bandurrias quieren acercarse para verlas o retratarlas con su celular, por lo que a veces hay que ser rápido para las fotos.






Juvenil





Adulto y ejemplar juvenil, quizás su hijo

Juvenil. Adviértase la diferente coloración de cuello y patas,
también la ausencia de carúncula debajo de la garganta

martes, 14 de febrero de 2017

Familia de cauquén real

Una familia de cauquén real (Chloephaga poliocephala) nadando en el río Espolón en la X Región de Los Lagos cerca de una pasarela. No me dejaron aproximar demasiado, al menos pude tomarles unas fotos antes que se fueran más lejos nadando por el río.
A la especie se la conoce en Chile como canquén, en Argentina como mencioné arriba cauquén real, y en otros lugares fuera de su rango como cauquén cabeza gris


.

viernes, 3 de febrero de 2017

Melosa (Grindelia chiloensis)

ASTERACEAE
Subarbusto de hasta 1 metro de altura, endémico de la Patagonia, zonas áridas de los Andes desde Catamarca hacia el sur y Chile. Es recuente en suelos arenosos principalmente en la costa atlántica y en suelos modificados.
Tallos erectos, muy hojosos hacia el ápice.
Hojas sésiles con la lámina angostándose a modo de pseudopecíolo, elípticas a angostamente elípticas de 30 a 90 mm de largo por  7 a 20 mm de ancho. Margen entero o dentado, ápice agudo u  obtuso, con tricomas glandulares.
Capítulos radiados de 30 a 65 mm de diámetro. Involucro hemisférico de  7 a 10 series de  filarios desiguales. Flores dimorfas, las marginales con corola ligulada, limbo elíptico 3-dentado, las del centro con corola tubulosa.
Aquenios comprimidos, alados, ovados. Papus formado por 6-13 aristas, paleáceas, apenas ciliadas en el margen.
Es una planta muy resinosa.

Sinónimos: Hoorebekia chiloensis, Grindelia foliosa, G. resinosa, G. speciosa
Balneario El Cóndor, Río Negro

Balneario El Cóndor, Río Negro

Puerto Madryn, Chubut

viernes, 27 de enero de 2017

La colonia de loros más grande del mundo

Un lugar que vale la pena visitar es Balneario El Cóndor, una pequeña localidad de la provincia de Río Negro con algo menos de 1000 habitantes, distante solamente a 30 Km de la capital provincial Viedma y casi en la desembocadura del río Negro. Es una ciudad turística donde se puede realizar la pesca, kitesurf, carrovelismo, windskate y windsurf en cuanto a lo deportivo, disfrutar de las amplias playas o para los amantes de la naturaleza disfrutar de la colonia más grande de loro barranquero (Cyanoliseus patagonus).
Los loros nidifican en las barrancas que dan al mar y que comienzan justo al lado del pueblo y siguen por muchos kilómetros; los loros hacen cavidades en estas barrancas y nidifican el los primeros 12 kilómetros.
Son unos 175000 ejemplares que arriban a fines de la primavera, ocupando cada oquedad una pareja de loros donde la hembra pone entre 2 y 5 huevos en el mes de noviembre. Los nidos son ocupados dos semanas antes de la puesta. En total suman unos 35000 nidos, el resto de los loros que no forman pareja pasan la noche en los alrededores, en especial en el mismo poblado, posados en árboles o cables del tendido eléctrico. Como es de imaginar son muy bullangueros y algunas personas se molestan con eso, incluso el peso de las aves en los cables causan cortes del suministro eléctrico.
Los loros están en su mayoría ausentes de la zona desde abril hasta octubre, dispersándose a otras regiones, no se sabe muy bien el motivo, sería aparentemente para buscar zonas que les provean más alimento y/o refugio durante la temporada más fría. Son una especie vulnerable ya que son considerados plagas agrícolas siendo que causan daños en casos puntuales, la pérdida de hábitat y la captura de pichones para criarlos como mascotas.
Llegamos con mi familia el 26 de noviembre por la tarde luego de una tormenta que nos sorprendió a unos 50 km del lugar, por lo que las condiciones no eran muy buenas para tomar fotos si bien algunas pude hacer, pero sobre todo fue muy emocionante verlos volar en enormes cantidades y gritar sobre el acantilado.
Barranca con nidos de loro barranquero










Uno de varios gatos que estaban en el extremo del acantilado
Luego de ver a los loros en el acantilado fuimos a dar una vuelta por el pueblo para comprar algunos alimentos y además para verlos de más cerca en sus posaderos. Ya estaba oscuro y había que utilizar el flash de vuelta, cosa que no me gusta porque cambian los colores del plumaje, no obstante algunas me gustaron.





Al día siguiente me levanté con la salida del sol y me fui a la barranca a ver el movimiento matinal además de intentar retratarlos con buena luz...cosa que no sucedió porque estaba un 90% cubierto de nubes, aunque de vez en cuando asomaba brevemente el sol. Las condiciones de luz cambiantes fueron un problema para lograr buenas fotos, aunque algunas interesantes me salieron.
Fue muy lindo verlos volar sobre mi, tanto a los loros como a las golondrinas negras que también habitaban el barranco, aunque el viento me arrojara incesantemente granos de polvo y algunas partículas mayores que granos, una lluvia algo molesta pero no me importó en absoluto estando allí; en algunas fotos se pueden apreciar esos granos cayendo del barranco. También me gustó ver como descansaban, entraban o salían de sus nidos, apreciar el mar, la playa azotada por el viento y levantando arena al ras, viendo como "caminaba" la luz sobre los acantilados lejanos, en definitiva disfrutando en solitario de la playa, a esa hora no había gente levantada.
Playa azotada por el viento

Actividad al amanecer


Vista de la colonia desde la restinga








Golondrina negra (Progne elegans)










Algunas vistas del océano y los acantilados vistos desde el balneario



Antes de paritr rumbo al sur fuimos a la zona donde está el faro y justo desde la barranca más habitada y donde comienza la colonia está el Memorial Malvinas, muy cerca del faro. desde allí hay una hermosa vista del poblado, el mar y los loros que sobrevuelan la playa.
Vista de Balneario El Cóndor. Al fondo se aprecia la costa del extremo sur de la provincia de Buenos Aires

Faro




Placas en el memorial

Pared del memorial

Memorial Malvinas

Loros alimentándose sobre una barranca





Me hubiera gustado quedarme más tiempo en la zona para seguir disfrutando de los loros y su entorno pero debíamos llegar a la provincia de Chubut que era nuestro destino y donde ya teníamos reservas hechas. A la vuelta pensábamos parar pero justo coincidió con un feriado extendido y no había alojamiento, además de haberse levantado en la región un intenso viento, por lo que finalmente seguimos de largo, aunque seguramente habrá una nueva oportunidad en el futuro.
Quiero agradecer a Mauricio Failla por su atención, disposición y valiosa ayuda en la información con respecto al lugar y algunos consejos sobre el viaje, además de reconocer su importante labor en el estudio de esas fascinantes aves.

SITUACIÓN GEOGRÁFICA


En verde extensión aproximada de la colonia

Enlaces: