sábado, 14 de enero de 2017

Alerce patagónico (Fitzroya cupressoides)

CUPRESSACEAE
Árbol perennifolio de hasta  50 metros de altura, excepcionalmente hasta 70, muy longevo, alcanza a vivir  3000 años  o más, endémico del bosque húmedo valdiviano, se distribuye entre los 40º y 43º sur a ambos lados de la frontera entre Argentina y Chile y también en la isla de Chiloé, desde el nivel del mar hasta los 1800 m.s.n.m. Es de crecimiento lento, lo hace solitario o en pequeños grupos en suelos profundos y húmedos, pocas veces forma bosques puros llamados alerzales. Es el árbol más grande de Sudamérica.
El tronco es recto, de color gris, con corteza muy rugosa, con numerosas grietas verticales, alcanza hasta 4 metros de diámetro en ejemplares longevos.
Hojas escuamiformes y delgadas, aovado-oblongas y cóncavas, ápice encorvado, con dos rayitas blancas que corresponden a la mayor concentración de estomas en la hoja. Están organizadas en verticilos de tres hojas, imbricadas alternadamente con el verticilo inferior.
Es una especie diocia aunque es posible encontrar ejemplares monoicos o incluso hermafroditas. Flores masculinas amentiformes y cilíndricas, solitarias y axilares, con 15 a 24 estambres verticilados en el amento. Las flores femeninas son estróbilos globosos, solitarios, terminales, de  6 a 8 mm de largo, de coloración castaña, formados por  3 verticilos con 3 escamas valvadas cada uno, estando las escamas fértiles en la zona central.
La madera presenta un duramen de color café a castaño rojizo; la albura es bien diferenciada, de color amarillento blanquecino.Su durabilidad es notable porque resiste insectos y hongos más que otras especies. Ha sido usada desde hace siglos por su excelente calidad en la elaboración de puertas, tejuelas, instrumentos musicales, muebles y revestimientos. A causa de esto se sobreexplotó, lo que sumado a la tala y quema de bosques para dar paso a la agricultura ha causado que la especie llegue ha estar hoy en día en peligro de extinción. Afortunadamente está protegido en varias áreas naturales, como por ejemplo Parque Nacional Alerce Andino y Parque Pumalín en Chile, Parque Nacional Los Alerces en Argentina.
En medicina tradicional se utiliza por sus propiedades antiinflamatorias  y como balsámico.
El nombre alerce deriva de los conquistadores españoles que lo vieron similar al alerce europeo (Larix decidua).

Sinónimos: Cupresstellata patagonica, Fitzroya patagonica, Libocedrus cupressoides, Pinus cupressoides

Otros nombres
Castellano: Alerce, lahuán
Mapudungún: Lawán, lawal, lawel
Catalán: Xiprer de Patagònia
Portugués: Cipreste-da-Patagónia
Italiano: Cipresso della Patagonia
Francés:  Cyprès de Patagonie
Inglés: Patagonian cypress
Alemán: Patagonische Zypresse
Danés: Fitzroya-slægten
Polaco: Ficroja cyprysowata


ejemplar con tronco de 62 cm de diámetro y unos 300 años.
Parque Nacional Los Alerces, Argentina

jueves, 5 de enero de 2017

Carpintero pitío (Colaptes pitius)

ORDEN PICIFORMES
FAMILIA PICIDAE
Status de conservación según BirdLife: preocupación menor
Especie de hábitos tanto arborícolas como terrícolas. Habita el bosque andino-patagónico
Se alimenta como todas las especies de su familia buscando larvas de insectos en la corteza de los troncos y y también atrapando insectos en el suelo.
Nidifica en huecos que construye en troncos de árboles.
Línea malar negra, tanto en el macho como en la hembra.
Mide 29 cm





viernes, 30 de diciembre de 2016

Punta Ninfas

Un lugar que vale la pena visitar si se recorre la zona de Puerto Madryn es Punta Ninfas, distante a unos 70 Km de dicha localidad chubutense. Se accede en un principio por la ruta provincial 1 para luego tomar la provincial 5 que lleva directo a ese extremo de tierra, siendo casi todo su recorrido de ripio y tierra.
El paisaje es estepario, con vegetación achaparrada, en el trayecto se atraviesa varias estancias que se dedican a la cría de ganado ovino, también algunos caballos y entre la fauna nativa guanacos, martinetas, choiques, maras y zorros; en ciertas épocas se pueden ver ballenas francas, orcas, delfines entre otros cetéceos. En Punta Ninfas y Punta León se encuentran los únicos apostaderos continentales de elefante marino exceptuando península Valdés. El lugar por el momento carece de protección y cuidado, la gente puede  recorrer el lugar y llegar hasta los animales, lo que puede ser un peligro para ellos y para los desprevenidos, tanto en el descenso como con alguno que quiera tocar esas enormes moles y pueda salir herido, aunque en estos días escuché que ya se está proyectando que haya guardafaunas en el lugar, cosa muy deseable aunque ya no se podrán lograr esas fotos de cerca ni bajar a la costa.
Una vez llegados a Punta Ninfas destaca un faro abandonado vivamente pintado,  desde donde se puede apreciar los enormes acantilados que dan a la costa que tienen 75 metros de altura; en frente se ven acantilados pero que forman parte de la península Valdés. Si nos asomamos con cuidado podemos observar numerosos pinnipedos, en su gran mayoría elefantes marinos y algunos lobos marinos, todos descansando en las angostas playas.
Costa de Punta Ninfas


Elefantes marinos (Mirounga leonina) y lobos marinos (Otaria flavescens)descansando en la playa



Parece al principio imposible descender pero hay un lugar donde con mucho cuidado se puede ir bajando hacia la playa, si bien no aconsejable para niños pude ver una familia con menores que pudo llegar a la playa, lo que sí es necesario es tener buen estado físico, tanto para bajar como para especialmente subir por las laderas rocosas y arenosas, lleno de fósiles de bivalvos es sus paredes.
Martineta (Eudromia elegans)

Guanaco (Lama guanicoe)

Petrel gigante común (Macronectes giganteus)

Gaviota cocinera (Larus dominicanus)

Fui con mi familia el 28 de noviembre por la tarde de un día soleado aunque cuando llegamos las sombras oscurecían a los animales de la playa. Finalmente bajé con mi hija mayor, el resto de la familia se quedó arriba esperando; fue todo una aventura emocionante bajar por las paredes del acantilado y llegar hasta los elefantes marinos, teniéndolos muy pero muy cerca, verlos descansar o practicando luchas entre ellos, ya que eran todos machos jóvenes y así se van preparando para en un futuro competir con otros machos y formar su propio harén de hembras.
A pesar del inconveniente de disparar fotos con baja velocidad por la escasa luz pude lograr algunas imágenes que me satisficieron y hacer algunos videos. Luego de las fotos emprendimos el largo regreso a Puerto Madryn llegando ya de noche, que a pesar de no estar demasiado distante el camino de ripio no permite altas velocidades.















Macá grande  (Podiceps major) muerto en la playa







Acantilados de Península Valdés





Faro



Últimos rayos de sol durante el retorno
SITUACIÓN GEOGRÁFICA


lunes, 26 de diciembre de 2016

Cachudito en Futaleufú

A comienzos de mes estuve recorriendo la Patagonia chilena y estuve visitando la Reserva Nacional Futaleufú. Caminé por algunos senderos fáciles para fotografiar algunas aves típicas del bosque y los claros, entre ellas pude retratar a un cachudito pico negro (Anairetes parulus).
Son aves relativamente comunes en la zona y a veces suelen ser curiosos, en este lugar pude retratar a un inquieto casal que me permitió hacer varias fotos de las cuales elegí estas.





martes, 20 de diciembre de 2016

Dique Florentino Ameghino

El Dique Florentino Ameghino es una represa hidroeléctrica en el río Chubut, a unos 140 km al oeste de Trelew. Además de la producción de energía su otra finalidad es derivar agua para canales de riego y controlar las inundaciones en el valle inferior del Chubut.
La obra comienza en 1943 y se finaliza el murallón del embalse en  1963 y el túnel para la central hidroeléctrica (46,8 MW); en el margen del río y justo después del murallón se ubican las instalaciones de la empresa eléctrica, a poco metros  y del otro lado del río está la Villa Florentino Ameghino, pequeña localidad con unos 200 habitantes. Su nombre en galés es Yr Argae.
En la zona se pueden practicar deportes náuticos, escalada, trekking y pesca.
El nombre del Dique y la villa es en honor al sabio Florentino Ameghino (1854 - 1911)
Se accede por la ruta nacional nº 25 y de ahí por un acceso de unos 12 Km.
Camino al dique

Llegando al dique


Túnel 






Vista del embalse






SITUACIÓN GEOGRÁFICA